Cuando la mirada habla

¿Cuántas veces has escuchado que «la mirada es el espejo de alma»?; ¿o aquello de que «hay miradas que matan»?; ¿o que «la mirada dice a gritos lo que el corazón calla»…?. Estos son sólo algunos ejemplos que en buena medida nos vienen a decir lo que la mirada representa para los seres humanos, la transmisión total y absoluta de nuestras emociones, las que no podemos ocultar, aquellas que nacen de nuestro interior y que, aunque las pretendamos enmascarar, se mostrarán evidentes o sutilmente manifiestas ante nosotros y nuestros semejantes.

Y es tal la carga de información que podemos transmitir con una mirada que en ocasiones ni siquiera somos conscientes: ira, miedo, sorpresa, amor, alegría, tristeza, pánico, frustración… todas ellas asociadas a nuestro mundo interior, a nuestra interpretación de lo exterior, a nuestros sentimientos, a nuestras emociones y nuestros recuerdos.

Podemos estar diciendo algo que de alguna manera nuestra mirada pueda estar manifestando; podemos pretender ocultar un sentimiento o una opinión con nuestro lenguaje verbal, pero nuestra mirada hablará, será sincera y sólo bastará con observarla.

Nuestros pensamientos se hacen con los mismos 5 sentidos con los que interactuamos con el mundo.

En Programación Neurolingüística se conocen como Sistemas Representacionales: visual, auditivo y kinestésico (sensaciones). Y cada uno de nosotros tiene un sistema representacional principal, aunque utilizamos todos para pensar.

Si pensamos en imágenes, el sistema representacional que estamos utilizando es el visual; si pensamos en sonidos o palabras será auditivo; y si procesamos fundamentalmente sensaciones (olores, sabores, temperatura, volumen, movimiento) será kinestésico. La mayoría de las personas movemos los ojos en función de la respuesta que genera en nuestro interior lo que nos dicen otros (o lo que nos decimos nosotros mismos). De esta manera conectamos mediante la mirada, de la que podrá surgir una buena comunicación creando sintonía.

A continuación te contamos las claves para entender la mirada de otra persona que está frente a ti (teniendo en cuenta que hay excepciones por la forma de mover los ojos, por lo que antes de dar por hecho lo que ocurre en la mente del otro, hay que cerciorarse del contexto en el que os encontráis). Si quieres probar los accesos oculares (movimientos de los ojos) contigo mism@ tan sólo tendrás que cambiar la derecha por la izquierda:

Señal de interés: las pupilas se dilatan

Señal de interés y seguridad en un@ mism@: las pupilas se dilatan fijando la mirada

Rehuir la mirada: timidez, falta de confianza o de habilidades sociales

Movimiento de los ojos hacia arriba y a tu izquierda: recordando algo en forma de imagen

Movimiento de los ojos hacia arriba y a tu derecha: imagina o miente (antes de dar por hecho que la persona miente, estudia el movimiento ocular con otras preguntas para cerciorarte, además del contexto de la conversación)

Mirada al frente y leve movimiento hacia tu izquierda: recordando un sonido, una palabra

Mirada al frente y leve movimiento hacia tu derecha: creando o imaginando un sonido

Movimiento de los ojos hacia abajo, incluso bajando la cabeza y encorvando la espalda: lo que se ha dicho ha provocado un sentimiento o sensación

Movimiento de los ojos hacia abajo y a tu derecha: mantiene un diálogo interno

Anímate a experimentar, a prestar atención y observar con detalle lo que la mirada es capaz de transmitir.

Porque… una mirada dice más que mil palabras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.