junio 2018

El tiempo es un recurso limitado, escaso y efímero. Realmente no se puede gestionar, está ahí y lo único que podemos hacer con él es consumirlo. Y es un recurso no almacenable; no lo podemos guardar para más tarde. Visto así, digamos objetivamente, puede parecer...