Round 1: Estrés vs Vida Saludable

Como si de un combate de boxeo se tratara, son muchos los momentos en los que nos sentimos que ahí estamos, en el ring frente a un gran rival, EL ESTRÉS; un adversario fuerte y corpulento, inquebrantable y sólido, que con mirada amenazante y arrolladora nos sonríe pícaramente. Sin apenas darnos cuenta nos paraliza y bloquea, empequeñeciendo e intimidando nuestros deseos de avanzar hacia la ansiada meta de la TRANQUILIDAD.

Desde las gradas nuestras emociones negativas lo vitorean y las creencias que nos limitan le animan con impetu. Nuestra energia comienza a tornarse escasa y débil. Buscamos recursos a nuestro alrededor pero nos sentimos cansados, abrumados, perdidos y frustrados. Nuestro cuerpo se resiente con dolor muscular y tensión; la mente parece estar a punto de explotar; la presión nos bloquea, nos falta el aire, sentimos  desvanecernos… Y antes de que suene la campana para dar comienzo el combate, ese gran púgil llamado estrés ya ha sumado unos cuantos puntos a su favor.

Sin apenas darnos cuenta una situacion asi podemos estar viviendola a menudo. El estrés es un componente necesario que forma parte del ser humano y cuya función es la de actuar como escudo protector ante amenazas que pongan en peligro la supervivencia. Es necesario para este fin. Pero cuando el estres es prolongado, sus consecuencias pueden hacernos “caer a la lona” sin apenas haber detectado que nos acompañaba desde hacía ya algún tiempo. Los síntomas nos alertan, pero son las causas que lo crean las que pueden hacer que dicho estrés se propague rápidamente en nuestro interior llegando incluso a provocar enfermedades tales como la ansiedad o la depresion.

Detectar el origen de aquello que nos produce estrés no es tarea fácil, ya que damos por hecho que muchas de esas causas son externas: cambios en el trabajo, miedo a lo desconocido, acumulación de tareas, gestion del tiempo inadecuada,  relaciones sociales y laborales tensas, querer llegar a todo y satisfacer las necesidades de los demás, el ruido, los atascos, la alimentación, el sobreesfuerzo, la falta de sueño, malas posturas, examenes, problemas de pareja, muerte o enfermedad grave de un ser querido, etc. Cada persona se enfrenta, gradua e interpreta estas situaciones de diferente manera, pudiendo sobrellevarlas en su día a día. Acumularlas durante largos periodos de tiempo puede tener graves consecuencias.

Y estas causas externas, el hecho en sí, no es lo que genera el estrés, sino la interpretación que desde nuestro interior damos a esa situación, tanto si nos supone un peligro como si lo que no sabemos es cómo actuar ante ellas.

Romper con el bucle del estrés requiere de un esfuerzo consciente, de un querer interrumpir el pensamiento negativo que me lleva a la emoción negativa y que a su vez me  provoca sensaciones físicas de malestar.

Los problemas significativos que afrontamos no pueden solucionarse en el mismo nivel de pensamiento en el que estábamos cuando los creamos. A.Einstein.

Existen multitud de articulos, libros, cursos y talleres que pueden ayudar a gestionar y transformar el estres dañiño en estres controlado y eficaz. Pero no hay que olvidar que para pasar a la acción hay que comprometerse, y esa responsabilidad personal es un punto clave en la mejora y manejo de esta enfermedad silenciosa. En definitiva, se trata de crear un hábito saludable transformando situaciones estresantes en situaciones agradables.

Una buena forma de empezar a crear dicho hábito es proponerse llevar a cabo la práctica de las “5 D”: dieta, descanso, desarrollo personal y profesional, deporte y diversión.

Dicho así parece sencillo, aunque es cierto que lograr crear un hábito de todas ellas requiere de paciencia, compromiso y constancia . La mejor manera es ir dando pequeños pasos, avanzar poco a poco con cada una. Comenzar por aquella que te atraiga o te  resulte más sencilla, que te guste, marcando un pequeño reto alcanzable y realista que te aliente y motive para seguir dando pasos hacia la meta final: mejorar y gestionar el estrés dañino , creando habitos saludables  que te acompañen en el día a día y que te permitan vivir una vida plena y feliz.

1/DIETA: es indiscutible que llevar una alimentación sana y equilibrada tiene grandes efectos positivos no sólo en nuestro cuerpo sino también en nuestra mente. Existen alimentos que contienen nutrientes esenciales para un mejor funcionamiento del cerebro. Es el motor de nuestro sistema nervioso central, y quien controla nuestras acciones y reacciones corporales, por lo que consumir aliemntos como el pescado azul (salmon, trucha, atun, sardinas), verduras como el brócoli, las espinacas y acelgas, frutos secos (almendras, nueces), frutos rojos (arandanos, fresas, frambiuesas), aguacate para reducir la presion arterial y aciete de oliva como un potente antioxidante ayudarán considerablemente a lograr el equilibrio deseado.

Si no eres consumidor habitual de dichos alimentos y lanzarte a ello de golpe te supone un gran esfuerzo, la mejor forma es ir incluyendolos en tu dieta de forma gradual, poco a poco, probando nuevas recetas en las que los puedas incluir como un extra, incluso decorativo. Un método muy eficaz es elegir uno o dos cada semana hasta completar el mes. Crea tu propio calendario-reto mensual, eligiendo y diseñando recetas saludables y verás que los resultados serán visibles desde el primer momento.

2/DESCANSO: dormir bien ayuda a prevenir enfermedades. El sueño tiene un gran poder sobre la salud: alarga la vida, mejora el aspecto, nos ayuda a estar alegres y relajados, mejora nuestra actividad cerebral y nos ayuda a perder peso. Cuando no dormimos lo neceasrio nuestro cuerpo produce más homonas del estres y combate menos la inflamacion, lo que a su vez afecta a la funcion inmunitaria. Mantener un horario regular tanto al levantarnos como al acostarnos; evitar realizar ejercicio físico intenso poco antes de ir a dormir. Evitar igualmente comer copiosamente, consumir bebidas energeticas, con cafeína o alcoholicas, ya que como estimulantes disminuyen el oxigeno que debe llegar a nuestro cuerpo para relajarse y descansar. Y sobre todo, antes de cruzar el umbral del dormitorio, invitar a los problemas a que se quedan fuera del mismo.

3/DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL:

Puede que este punto sea uno de los más olvidados en nuestro dia a día, ya que solemos activar el piloto automatico de tareas y obligaciones sin incluir ,en  muchos casos, aquellas que tienen que ver con nuestro propio desarrollo personal y/o profesional. Un desarrollo vinculado a la propia esencia de la persona, de la empresa o del equipo. Un stop para explorar, descubrir y reflexionar acerca de aquello que te gustaría conseguir, de aquello que te gustaría realizar, de conocerte profundamente, superando miedos, descubriendo que tus talentos y habilidades pueden llevarte hacia dónde tu quieras. Todo ello suele estar en más que un segundo plano de nuestra rutina. NO hay tiempo para pararse a ver, oir y sentir estos aspectos fundamentales de la vida. Y más cuando la  responsabilidad recae sobre nosotros mismos, es decir, que dicho desarrollo requiere de un alto compromiso por nuestra parte, de una constancia y esfuerzo capaces de potenciar nuestra propia autoestima y autoconfianza. Se puede querer pero no tener tiempo para ello, se puede querer pero no tener la motivacion suficiente, se puede querer pero no saber por donde empezar… y convertir todo ello en hechos no es solo cuestion de intenciones sino de decisiones.

Disiplinas como el coaching pueden resultar muy útiles para dar esos primeros pasos.

Existen multitud de definiciones al respecto. Os dejamos la que hace ICF.

“El coaching consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida”. International Coach Federation (ICF).

Igualemnte existen multitud de modalidades y especializades de coaching: personal, empresarial, ejecutivo, organizacional, de equipos, grupal, etc. y coaches especializados por ejemplo en coaching de pareja, para emprendedores, para adolescentes, para mujeres, etc. Al igual que caoches multidisplinares que a su vez son psicoloos, terapeutas, practitioners en PNL y expertos en inteligenia emocional.

El yoga es otra de las opciones que hoy en día está más en auge. Su práctica no solo ayuda a mejorar nuestro estado fisico sino también a  equilibrar y calmar nuestra mente. Es una de las mejores herramientas para recuperar el equilibrio psicofísico.

4/DEPORTE: es increible lo que el hábito de la acividad física puede lograr en la mejora del estres. Practicar deporte tiene efectos directos sobre el sisitema nervioso central. Hace que los receptores sobre los que actua la adrenalina sean más sensibles a estas moleculas reduciendo su cantidad e influyendo no solo en el estres sino tambien en factores de riesgo como la hipertension arterial.

Ahora bien, las principales razones por las que podemos no estar realizando ninguna actividad fisica suelen ser la falta de tiempo (tema muy recurrente del que hablaremos en proximos post), de motivacion, el “no me gusta ningun deporte”, miedo a lo desconocido, “se me da mal”, “lo he intentado varias veces pero me aburro y lo dejo”, y un largo etcetera de autoconvencimientos y excusas disfrazadas de creencias autoimpuestas por quizá malas experiencias.

El abanico de posibilidades es tan amplio, tan rico y tan estimulante como tu quieras que sea. Lanzarse a realizar algun deporte no debe suponer un suplicio sino un beneficio personal. Elegir aquello que mas se adapte a tu personalidad o bien a tu disponibilidad para comprometerte con ello. Hacer de la actividad fisica un autodescubrimiento cada día que lo practiques,  sea en tu casa, en el gimnasio o al aire libre.

Haz un listado de actividdes deportivas. Clasificalas en funcion de su intensidad, tu disponibilidad horaria y tu interes por descubrir en que consisten. Determina que te aportaría cada una de ellas; calma, relajacion, relacionarte, descubrir nuevos espacios, conectar, diversion. Elige el tiempo y la franja horaria a la qe se lo podrias dedicar si o si. Ponte retos: mejorar una postura de yoga, aprender nuevos pasos de baile, nadar 100 metros más, respirar aire limpio en la naturaleza, experimentar con nuevas emociones mediante un paseo en canoa, escalando o haciendo barranquiesmo. Realizar series de abdominales, tonificacion o esttiramientos en casa. O quizá una experiencia en equipo. Los resultados en la mejora del estrés están garantizados.

5/DIVERSIÓN

Qué sería de todas las demás D si la diversion no estuviera presente. Con ella se cierra el circulo de retroalimentacion. Y la diversion puede estar presente en todos y cada uno de los puntos anterioemnete vistos. La actitud con la que nos adentremos en el descubrimiento y practica de las “ 5 D” será la que marque con mas fuerza nuestro resultado. Una actitud positiva, con predisposicion a divertirse en las tareas, fortalecerá la automotivación y rendimiento, consiguiendo que la actividad, el pensamiento y los sentimientos sean tu mayor beneficio a corto, medio y largo plazo.

Mucho ánimo y adelante con tus 5 D.

La victoria de tu primer round al estrés está garantizada!!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

X