3 claves para mejorar la comunicación en el trabajo

“Entre lo que pienso, lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo quieres entender y lo que entiendes… hay 9 posibilidades de NO entenderse” ASESCO.

Puff!! Visto así una comunicación efectiva resulta mucho más complicada de lo que pensamos, ya que cuando transmitimos un mensaje esperamos que nuestro interlocutor lo entienda tal y como deseamos. Y si además hablamos de trabajo, de tareas importantes, de responsabilidades, el mensaje, y por consiguiente, las acciones, pueden ser más confusas si cabe.

Pues bien, si de alguna manera te has sentido incomprendido o decepcionado por el resultado de acciones y reacciones en tu trabajo debido a la falta o claridad en la comunicación, aquí te dejamos algunas claves para mejorarla;  pequeñas acciones que de manera personal y consciente puedes empezar a trabajar para que tus resultados en la comunicación sean como deseas:

1/ PIENSA ANTES DE HABLAR: En primer lugar y aunque parezca obvio, lo que deberías tener en cuenta es que debes pensar bien lo que quieres comunicar antes de decirlo. Tendemos a comunicarnos de manera automática, siguiendo de manera inconsciente patrones anclados en nuestra estructura profunda de comunicación, la mente. Estos patrones profundos tienen un significado para nosotros, y las limitaciones con las que nos encontramos a la hora de transmitirlos con palabras es lo que hace que muchas veces la información se pierda O SE DISTORSIONE.  A veces esta comunicación es impulsiva, reacciona ante un hecho externo que afecta a nuestras emociones antes de que nuestro consciente pueda clarificarlo. Por lo que pensar bien en lo que queremos decir, será un primer paso importante para que nuestro mensaje llegue de manera clara y directa al interlocutor.

2/TRABAJA TU RAPPORT: o compenetración. El rapport es la capacidad para crear sintonía con otra persona. La comunicación humana se basa en tres aspectos fundamentales:

-Comunicación digital: las palabras. Ocupan un 7% de nuestra comunicación.

-Comunicación analógica: aspectos paraverbales (intensidad, tono, volumen, calidad de la voz, velocidad, timbre). Ocupan un 38% de la comunicación

-Comunicación no verbal: respiración, movimientos de los ojos, gestos, posturas, movimientos corporales, movimientos faciales. Ocupan un 55% de la comunicación humana.

La mejor forma para la comunicación efectiva es crear un buen rapport con el interlocutor: observa, escucha activamente, clarifica el mensaje, muestra empatía y utiliza un lenguaje no verbal positivo para generar confianza.

Tomando de manera consciente estas acciones, tu comunicación mejorará y notarás un cambio significativo en el resultado de aquello que quieres transmitir y por tanto conseguir.

3/ ¿QUÉ RESULTADOS DESEO OBTENER?

Hazte esta pregunta antes de comunicar un mensaje.

En numerosas ocasiones los resultados que queremos obtener cuando nos comunicamos tienen que ver con objetivos que previamente no han sido bien definidos. ¿Qué es lo quieres conseguir con tu mensaje?

Si de verdad quieres hacerte entender, con responsabilidad sincera y honesta en tu comunicación, piensa en aquello que puedes estar presuponiendo, en aquello en lo que generalizas y en aquello que omites o distorsionas con tu mensaje final.

Entre lo que quieres decir y lo que crees que entiende tu interlocutor, existe un sistema de creencias personales que tomadas como principios de acción positivos lograrán que tus decisiones a la hora de comunicarte, tus actos en el momento de la comunicación y, por tanto, tus resultados en la misma se conviertan en objetivos cumplidos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

X